El cadáver de papá

El cadáver de papá"Tu Cadáver es una verdadera carcajada: la del barroco funerario, que es también carnavalesco y burlón y travesti, etílico, inocente: todo lo que constituye a tu narrador. Tu novela es como una risotada "sur le dos" del trascendente y consabido Extranjero de Camus. En lugar de la compasión y piedad protectora que inspira su narrador, el tuyo, verdadero exiliado de la moral en uso, no suscita más que un ¡qué descaro!—a tal punto va lejos en su no-participación, en su frialdad casi escénica y su sorna.

Ese choteo póstumo, y ese carnaval en que se llora a José como a un muertecito de confite, ese desenfado como un puñado de maicena tirado a los ojos del muriente, son tan nuestros como lo son los esqueletos sangrantes, aferrados a columnas de capiteles corintios, en los grabados de la escuela de Ferrara. Es otra percepción de cantar el manicero, de colgar el sable, de romper la pipa, de sentir los crisantemos por la raíz, o de cualquiera de las múltiples metáforas con que el hombre ha desviado su terror ante esa cara, la cara de la Gran Pelona, repetidamente cortada y rehecha, renavajeada y remodelada, como la cara de Beatriz."

—Severo Sarduy

Cover of the first edition of 'El cadáver de papá'

Dos cosas hacen de El cadáver de papá un libro fuera de lo común. La primera es que no se trata de uno, sino de dos libros. El primero es de relatos y lleva por título el de una "novella" de 120 páginas; el otro, Versiones poéticas, es una muestra de la poesía contemporánea de lengua inglesa.

La segunda cosa que lo hace extraordinario es su novedad, un tono y una actitud que hacen de Jaime Manrique Ardila el más revolucionario de cuanto escritor escribe hoy en día en Colombia. Aclaro que lo revolucionario, en literatura, no es la ideología del autor sino lo que éste hace con el lenguaje, los nuevos terrenos que explora por medio del él. No se trata, tampoco, de experimentar con él, se trata de usarlo para aclarar dimensiones turbias de la realidad.

El libro de relatos de Manrique y en particular la sorprendente novela del título es una aguda exploración psicológica que penetra en lo más recóndito de la conciencia de sus personajes, así como su poesía ahonda en la suya propia. Los relatos, construídos en torno a elementos autobiográficos, son sin embargo fruto de la desbordante imaginación de un poeta en la plenitud de su vida. Son apasionados y coherentes en su belleza, y escandalizarán a más de uno, lo que siempre suele suceder ante lo revolucionario.

Las excelentes versiones poéticas de Manrique no son una antología académica de la poesía actual en lengua inglesa. Son un magnífico ejemplo de una desenfrenada pasión poética y en ellas hallamos la secreta explicación del vigor y la seguridad de la prosa. Su larga convivencia con estos poetas, no todos de igual nivel, aunque lo parezcan—prácticamente no hay poema malo en la selección—es lo que ha hecho posible que Manrique pueda escribir con libertad. Hay en todos ellos, como en su traductor, una valiente y magnífica voluntad de decir lo indecible."

—Nicolás Suescún

Invitation to book launch, from the first edition of 'El cadáver de papá'

Editions

Bogotá, Colombia: Instituto Colombiano de Cultura, 1978.

Revised edition. Bogotá, Colombia: Plaza y Janés, 1980.

The text of this book is available from Alexander Street Press.